lunes, 19 de julio de 2010

El último gran mago











       Dulce espera. Espejos siniestros. Diagnóstico de imágenes.
       Frases. Modelos del decir  y del ser. Clínicas de la historia. Historias privadas, secretas y a veces siniestras como los espejos; que nunca nos fueron contadas: Reales. A fuerza bruta de verdad. Retazos nos llegaron; y de costura entre ellos, un hilo de mentiras acomodadas a los  fines de contadores permitidos.
        Manuel y Dolores quedaron en ese pasaje a lo no dicho. Él por austero, por protector de pueblo recién iniciado y del otro ancestral originario con autoridad pública de territorio y raza
        Manuel no quería la guerra y debió ponerse el disfraz de comando. Entonces su conciencia jugó en limpio y su privacidad con Dolores quedó lejos. Hay amores crucificados y lenguas espinosas que hieren por cerrarlos
         Manuel en el Paraná y una bandera. La primera casi extranjera, la única hoy que nos cobija.
         Detrás aún en su muerte. Dolores lejos.
         Detrás aún de su muerte, la wilpala, bandera que de raíces lleva colores de la tierra madre Pachamama y del último gran mago, el inca Tupac Amarú

Si editáramos junio? 
      No por nada Belgrano Manuel, puso su muerte para evocar el día de nuestra bandera, sorprendentemente al inicio de cada año nuevo “Inti- Raymi” para los originarios de Suramérica. Solsticio, 21 de junio, llevan hoy 5518 años de existencia. Y apenas un Bicentenario en el siglo XXI de otra nación sobre esa nación, que nos regala si queremos oírlos, toda su sabiduría y su cultura, aún no reconocidos como habitantes de primeros derechos.
      Rectifico, Manuel también fue un último gran mago.
      Será por eso que en Jujuy existen los Milagros. Con la Puerta del Sol otra vez abierta.

      Cruzando el Atlántico aún existe otro último gran mago ; de tanto resistir y jugarse por su raza veinte años contra rejas: Mandela y la tierra de Sudáfrica. Es tiempo de reconocerlos reales, en la vida, hay muchos más. No solo el último gran mago fue Houdini en su ficción.


6 comentarios:

Luis dijo...

Que grandes magos estos que no has legado un mundo mejor, componiendo lo que estaba dañado, enderezando los que estaba torcido, iluminando lo que estaba oscuro, apretando clavijas, oprimiendo botones.
Un abrazo.

colombina dijo...

Esperemos que surgan muchos magos, en este mundo tan injusto.

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Que sabemos de la historia?... Soo lo que cuentan los que triunfan, porque eso se dicta en los templos de la educacion...

Saludos, activa Mabel

Chespi

mabel casas dijo...

hacen falta muchos magos más, pero como vos decís que bueno que muchos han habido

gracias, luis por leer y dejar palabras enormes
cariños

mabel casas dijo...

si colombina
esperemos
besos

mabel casas dijo...

chespi

las historia la contaban por los pasos que les eran convenidos

algo está cambiando en ese contar la historia
algo estamos mirando detrás de lo que nos cuentan y muchos aprendemos de a poco a sacar otras conclusiones
cariños, se te extraña