domingo, 4 de abril de 2010

Romper-rearmar









Saltaban las ovejas. Una, dos, tres no paraban de pasar. No, no pasaban; salían. Y no eran ovejas, eran personas.

Personas que salían del espejo. Como Alicias en el país de las maravillas, se enfrentaban con un hueco, un sol, los naipes derruídos, las armas de las cruces, los vientos de la reina y la risa del conejo.

Quizás todos eran hombres conejos y mujeres alicias, contando el barro en que los siglos los habían desquiciado en el espejo.

No paraban de hablar de sus memorias, de cuando vivían de este mismo lado.

Una escasa brisa y un escándalo de ruido. Silencio y certeza. No habría reverso. El espejo yacía en minúsculos brillosos sobre el suelo.

Aún mi ser, junto a otros de este sitio, los miraba; temblábamos desde ambos grupos.

Y comprendimos.

Todos.

Al fin nos habíamos juntado para rearmar del barro la historia completa, y tal vez lograr aquella risa del conejo y maravillarse todavía como Alicia saliendo en travesía contra los pantanos y las órdenes.



imagen: "el hilo de la neurona" mabel casas

6 comentarios:

Luis dijo...

Cuantas cosas son las que satan hacia nosotros dsde los espejos y en cuantos recuerdos nos sumergimos al vernos reflejados en ellos, y cuan distinto es lo que vemos según pasa el tiempo, no por el cambio de nuestro cuerpo sino por el cambio de nuestra alma.
Un abrazo.

Horacio Fioriello dijo...

Como en ese Hilo conductor( elemental primario y complejo) que va elecrificando la urbanidad onirica del cuento, me encuentro entrando en él hasta salir; pedazo de virtud hecho añicos,reconstruyendome y gritando; donde las partes que me faltan!?
Un cuento de mesita de luz, de releer, de recontar!!!
Besosmaravillosos

Los que hacemos cosmogonias dijo...

El espejo refleja, pero no sabe ver... El estatuto significante de una imagen, con toda la red neurona que afecta, puede producir millones de sentidos, aun desde el sin sentido de un pais de las maravillas.. me gusta pensar que si, y que hablar es acotado...

Saludos Mabel

Chespi

mabel casas dijo...

luis

tal cual , así es el reflejo que nos refleja el espejo , espejo de nosotros con el tiempo pasado por adentro

un abrazo

mabel casas dijo...

horacio

ne gusta tu comentario, es una genial prosa poética

gracias por leer
abrazos

mabel casas dijo...

Chespi

o shakespi

muy buena reflexión!!
hay que escribir sobre ella!

no lo dejes de pensar que los mil sentidos están alertas
shhhhh silencio y mirar

saludos