miércoles, 5 de diciembre de 2007

¿Cuánto cuesta?





Hay quienes preguntan, por escasos, y otros, por excesos, jamás preguntarían.

Renata, pertenecía al primer estrato, ¡Ja! Sí, debería reírse satisfecha la narradora; en ciertos casos, al fin, se está primero; sino sabría que hoy no es verdad real, sólo un capricho literario. Pero alguna vez…alguna vez podríamos proscribir estas pirámides que mucho tienen de aquellas, las del Nilo…
Le alcanzaba, era como encontrarse su digna adentro. Pagó. Volvía lisa, por un rato, su áspera no maldecía desde el monedero.

Llegó. Genaro cargaba batifondo, golpes clavos ritmo inquieto y apurado; un adagio andante allegro vivace, se anunciaba por la casa.
Los dos en sorpresa, los dos en asombro. Dos regalos, para quien sería una identidad reconocida. Ellos eran uno solo en coordenadas y dos cuando les brillaba el silencio y sus afanes necesarios.
Desenvolvió su paquete, él dio su último fine enmartillado. Se descubrieron, una tela sabanitas de crío ella, cuna él; y un “para el que viene” a todo unísono. Los dos lo confirmaban.
Tendrían el hijo en unos brazos más de lunas. Serían, un acompañarse juntos de tres; por pasos, en guía hacia la acrobacia propia. Había proyecto y manos artesanas. Había presente y apetito de futuro sin cautivos.

Eran dos de esos, de la sana costumbre, sabían lo que cuesta. Querían y podrían.

6 comentarios:

moderato_josef dijo...

Un texto precioso de sensibilidad, en el que expresas el amor de una forma verdadera. Un saludo!

mabel casas dijo...

josef

me gratifica que hayas encontrado lo que estaba adentro y ahora lo redondeo cn tus palabras
"expresar el amor de una forma verdadera"..muchas aristas deben suceder para que así sea,tanto en el adentro de la pareja como con el afuera...si se indiferencian de la sociedad hay una parte del amor completo trunco
gracias
saludos!

Ana María Fuster dijo...

Muy hermoso

mabel casas dijo...

an m f
gracias por palabras y visita
un beso doble a vos y puerto rico

Rodolfo N dijo...

Sabían lo que cuesta y duele...
Y es así, como la suerte de llegar a esta orilla a leer cuentos que cuentan...
Cariños.


PD:
Si no te opones te sumare a mis links.

mabel casas dijo...

rodolfo n

gracias por tu lectura
saber lo que cuesta es un paso a favor de luchar por ello y sentirse digno y estar orgulloso de sí mismo ...
claro que en este mundo duele por que aquí en el sur cuesta mil veces
más...

gracias por poner mi link,no hay objeción e incluyo el tuyo aquí
cariños