miércoles, 10 de junio de 2009

Vienes porque me añoras - Che rechaga’úpa ajeve reju (guaraní)











Vienes porque me añoras

- Che rechaga’úpa ajeve reju (guaraní)


Cómo te llamás. Pol ñi umán

Tenía la estatura incierta como su edad, aunque era innegable su digno origen sudamericano, en contraste con los transeúntes asiduos de Viena. Algo debió sentir en la voz de la pregunta para que rompiera su hosquedad y su secreto.

Y quién te puso ese nombre. Mi mama quién iba a ser, ella decía que tuvo cría y me anombró. Como no estoy arregistrao en un civil, desde que estuvimos lejos me contaba siempre el segundo en que me salté de ella y por qué me dio un alma llamada así, pa`que no lo olvide al presentarme cuando llegue.

A dónde. Al país que ando rastreando.

Chamigo mire que en la tele yo he oído ese nombre, y no es de usté, el dueño tiene cara gringa. (ya no tuteaba a pesar de que se le hacía, que, el olor del otro le resultaba cercano; sintió necesidad de mostrarle respeto).

No me entendió, es mío la mama lo dijo: te di el pol como el eco que se oía en la barranca cuando yo pujaba a grito de coraje y ñi umán había alrededor, sólo animales quietos, callando pa`acompañar mi alumbramiento.

Sabe que ahora que veo por su boca las palabras que pintan el sublime de su nacer, recapacito y nada que ver su nombre con el que yo decía conocer; me dejó temblando con su parición vea. Ahora si me permite le cuento algo de mi, siento que andamos raiceando parecido. Soy hijo del monte correntino, pero me crié en Austria, mis viejos vinieron en épocas de escaparse o morir allá en Argentina. Se la tenían jurada después que levantó el obraje en reclamo de paga justa no querían más el cuento de “conformate, bien pagado estás, con un lienzo bajo dormir y un sopero para todos”.Y así llegamos, tocando el acordeón en los paseos obligados a orillas del Danubio, engañándonos con que tenía sangre del Paraná e inventando la forma de entenderse con las manos ,menos mal que siempre las manos vió, trabajan nos salvan y nos miman. Un viejo amigo de mi abuelo nos hizo el mejor regalo de sobrevivencia y despedida con los pasajes; había sido anarquista acá en Europa y no le bajaban al austriaco sus rebeldías en busca de equidad, ni a sus 90 años. Y yo sigo resistiendo con la música de mi cepa criolla juntando un volver. Pero usté dice que busca el país que anda rastreando, cuál, cómo se apropició por estos pagos.

No lo sé. (sorpresa del otro y siguió). A veces sueño con un barco con velas y remos, con un agujero oscuro donde viajo; no entiendo lo que me dicen y me separan de mi mama. Digamé cómo tengo en mis ojos el lugar del eco aquel que le conté, si nunca viví allí, si paso las paredes, salgo por viejos cuadros o despierto encuereado solo con un tejido tapando el rabo. Me pregunto cuándo podré encontrarme conmigo mismo. El alma me la robaron en unos cartones que llaman fotos, pero ellos no saben que mi nombre la contiene y no voy a dejar que me lo saquen.

Y su madre. No lo sé (y enmudeció un rato mirando adentro a la mujer nombrada y abrazándose a si mismo la pensó Che sy, mi hacedora). La figura de la muerte estaba presente, alguna vez me animó a mostrar coraje a decirme que el mombyrygua, ese forastero extraño de lejos; se cansaría de mostrarnos como animales exóticos. Eso nos llamaba. Ella me convenció que un guaraní es hombre también tan igual hombre que los extraños. Después la sé muerta. Después me pierdo en calles de fronteras y fronteras de este lado del gran mar. Duermo muchas lunas, levanto y busco, soy el espíritu sin muerte; el paisaje completo de mi tierra con mi nombre, ahí debo llegar para aplacar todo el lamento de mi tribu y reclamar. Ganaré con pasos el asentamiento de mis huesos cansados en lo que me pertenece.

Desde que respondiera con su nombre cortamente, había ido componiendo una sabia manera de contarse, como si un eco guaraní repitiera arandu.

En su caminata sin guía se acercaban al parque con la vieja Casa de las Palmeras. El otro hombre se preguntaba, casi se afirmaba, que este pol ñi umán era el alma de algún indio de los que trajeron a exhibir durante la conquista, siguiendo aún en el martirio de su regreso. No estaba ya a su lado, miró en circular. Lo vió en medio de la explanada, entre anuncios de la nueva Casa de mariposas; atracción turística, bellezas exóticas en escenario “casi” natural, bosque miniatura. Patético ,indio o mariposa pensó y sintió asco, quién masturba la ley en morboso placer de desarraigar a los pertenecientes ,se preguntó impotente..

Volvió a mirarlo, entre la gente (la rareza era otra hoy) estaba en cuclillas, él y su resonancia de barranco…Ni un humano lo miraba, mas precisamente le huían…


Se acercó le tendió la mano. Vamos buscaremos juntos tu país reencuentro y ahora sé que también es el mío, el que siempre me conmociona adentro. Habrá regreso. Detrás quedaba un cartel preguntando: “What is a butterfly?”. Ellos ya estaban cerca de saber qué eran.


Continuaron juntos dentro de una neblina imprevista que parecía llamarlos a la permanencia de una tierra viva, real, que desde olores de albahaca hablaba de la vida sueño y de su sueño despierta: los hijos estaban volviendo.





imagen: "Noche de pobres" de Diego Rivera

14 comentarios:

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Nace el hombre en este mundo abandonado...

Y si sabré lo que busca el guaraní, allá en la tierra de los mitos mas arcaicos de un grupo de la especie que sabe como vivir sin caer en la banalidad del ataque de panico, la angustia de un grupo que se la supo complicar...

Un lugar en el mundo, busca todo hombre parido pa morir algun dia, mas bien sabe que no debe pensar en ello, y asi anda, sin buscar demasiado, al menos en la pretension misma de hallar, solo encuentra...

"Porá"...

Chespi

Luis dijo...

Mil gracias por visitar mi sitio, no tanto por la visita sino porque en la devuelta de mano encontré tus escritos que son realmente cautivadores.
Leer tu relato en voz alta es una experiencia exquisita, el ritmo, la métrica, llega a ser casi tribal pues más que un relato es una conversación fácil de hacer canción y es asi como perduraban las historias de nuestros antiguos.
Congratulaciones siempre hay algo nuevo que descubrir bajo el blog.
Un abrazo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

mabel casas dijo...

chespi

desde ya sos en este tema un crítico autorizado,confieso que puse este cuento pensando como lo verías desde tu ascendencia,está escrito de hace tiempo pero lo quiero especialmente dado el proceso de trance cuando lo dejé escribir lo veía en imagen trascurrir frente a mi

tu comentario hace respeto y honor a la raza cuanto deberíamos aprender de esa forma de vivir que algunos neciamente llaman "salvaje"
esto que decís
"un grupo de la especie que sabe como vivir sin caer en la banalidad del ataque de panico"
"y asi anda, sin buscar demasiado, al menos en la pretension misma de hallar, solo encuentra... "
y pienso en Yupanki
y pienso en serendipia...esa forma de descubrir viviendo

gracias por ese "Porá" es lo más enorme que hubiera soñado recibir a este cuento

abrazos compañero escribiente

mabel casas dijo...

Luis

gracias por tu ida y vuelta casi en el acto.
tu comentario es un aporte para mi, con tu experiencia de lectura en vos alta; es diferente cuando lo hago yo misma, sé donde pongo el énfasis,pero recibir de otro todo lo que decís es muy positivo para el cuento en sí.
es cierto la narración oral trasmitida como memoria desde lo ancetral es valiosa...de alguna manera quise apuntalar esa memoria

gracias muchas
abrazos de este lado de la cordillera

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Mabel, gracias por tu comentario tan en el angulo..

La muerte es un solo paso, un acto de encuentro con lo real, de todo el proceso que la causa se sabe poco, y aveces puede ser muy pelotuda la pretension de justificar una severa verdad, creo que eso les pasa a estos personajes.. es la tragedia claro está, que si, se merecerá mucho mas.. dignidad?.. tal vez un cuento??.. poco.. Este asunto ha movido a la cultura por los siglos de los siglos a buscar formas de aguantarlo.. Y es el arte la mejor de todas..

La desesperacion del negro y el gordo está en darse cuenta de que al final, no se es nada, y eso parece no importarles tanto entre faso, pizzas especiales y show.. pero esa es la verdad mas severa para un ego que creia no tener nada que le faltara.. y para eso preparo un dialogo entre ellos, porque está en el discurso, que con negacion y todo, causa mucho, de una nada..

Ahi donde está lo real, hay algo que no se puede decir, ni simbolizar.. una nada.. en tanto no se puede decirlo, es la causa de que digamos otras cosas, aproximativas, que aveces rozan con el sentido, aveces ni siquiera lo tienen..

Prometeo fue encadenado por darnos tiempo y arte (tekné).. Los dioses pensaron que con eso nos condenó, pero él dice habernos regalado "esperanzas ciegas", para remediar ese terrible mal que es la muerte, que viene con el paso del tiempo..

Uff, ya ves que mucho causa, que se me escaparon las letras..

Saludos

Rodolfo N dijo...

Tremendo y conmovedor relato...
En las palabras del cuento vuelan reproches , dolores, vivencias de gente, de hermanos que quieren...recuerdos y proyecciones.
Conmovedor realmente.

Un cariño

C dijo...

Cómo duele tana discriminación, tanto abandono. Se gastan millones en cosas banales y no se cumple con estos seres que son los dueños de ¿NUESTRA TIERRA?

COLOMBINA dijo...

Soy COLOMBINA: Adelante con tus cuentos-poema.eL ANTERIOR es también mi comentario,las máquinas me superan muchas veces, nunca el abrazo será cambiado por la tecnología. AVANTI...

mabel casas dijo...

chespi
en cuanto a tu posteo:
comentario tan el ángulo, sería haber sido un gol de impacto o raspando?

estoy de acuerdo que el arte es la mejor forma de aguantarla

la nada, gran problema existencial, filosófico, psicológico, hay muchas maneras de verla o en realidad no ver nada de nada...por exceso? o por miseria concreta..entonces la nada provoca el kamikase...total nada soy ni tengo ni importo

que sentirían los personajes hoy, ante una pandemia que es casi una lotería...ni el sistema de salud aclara porque está adentro de esa nada? o nos decaímos tanto que no prevenimos ni lo que ciclicamente sucederá?
o es esta la forma de ponernos en reflexión y darle el valor a la vida y lo que tenemos de afectos y decir la puta e esta nada hay algo!!
desde ya la muerte sucederá cuando sea la hora no es las vísperas...pero eso es algo que asumido está desde que ciertamente hacemos algo del uso de la razón que nos queda

prometeo,personaje que entendió al hombre, también le dió el fuego...ahora cuestionaría si las esperanzas no las conservó Pandora
para el mismo fin? o para no morir antes en el intento de vivir
la vita e¨ bella
certo? aún con las tragedias tiene un tiempo para ver y placer..al fin es lo único que conocemos seguro con interelación y movimiento...la otra es no/ más comprobado que la oscuridad...miedo si, escapar no

bueno me fui igual de palabras, porque da para mucho esto

mis cariñsos

Uff, ya ves que mucho causa, que se me escaparon las letras..

mabel casas dijo...

Rodolfo

gracias
gracias
por meterte en el cuento y recibir
todo lo que decís
tu sensibilidad va de la mano con
los personajes

cariños

mabel casas dijo...

C

gracias por tus palbras en nombre de los discriminados
y de los originarios habitantes de estas tierras
cariños

mabel casas dijo...

querida colombina
imaginé que podrías ser vos

gracias por tu siempre estímulo
el avanti!!
hace que una siga intentando decir.
sabés que amo escribir y a veces el tiempo falta, pero no dejo

abrazos enormes

Los que hacemos cosmogonias dijo...

el problema es que muy de vez en cuando, alguien se da cuenta, piensa, o dice, que somos nada... y cuando eso pasa, se desencadena la odisea de los heroes, las megalomanias, y aveces las mas profundas melancolias..

porque al final, cuando terminas de pelar una cebolla... no hay nada..

Saludos y besos..

Chespi

mabel casas dijo...

chespi

decís:"se desencadena la odisea de los heroes"

creo que ese es el punto clave que desencadena lo que mencionás
en ese caso cada uno elige acomodarse en el cómo desencadenar esa odisea...luego puede volverse un boomerang una laberitnto un abismo o un período que de golpe encuentra que no hay nada al pelar una cebolla pero que cada capa costituía la cebolla misma, con entidad e identidad propia...
aunque sepamos que la comemos en tal caso completa e inicia ciclo igual que el ser humano en el correr de la existencia de los tiempos

cariños metafísicos