domingo, 19 de abril de 2009

Sublevación





Su bolsa brilla. En la corriente de la calle es como si llevara colgando marquesinas que la alertan hacia adentro.

Ahí entre el hueco de los huesos y la carne, la fiesta es íntima de libertades. Lleva cordones de parto e himen furtivo, primeras papillas y fuentes de plaza; un boleto tragado de viajes, un asco odiado de intervalos lacerantes y algunas bienvenidas de sabores rojos.

Afuera el contenido está en la bolsa, una flor de naranjo y una cría felina. Ya está en la selva infinita y ella acaba de crecer dentro de la alforja. Parida por los sueños allá adentro.

Sale del morral, negra, al acecho, pantera que enarbola utopía.

Cuidado. Va por las inconstancias y las exclusiones.


2 comentarios:

Los que hacemos cosmogonias dijo...

Si mabel, me di el gusto, como quien quiere jugar a ser ese escribiente que entra y sale, sin corte, en banda de mevious, de la pateticidad.. es casi un juego, si no lo es ya, de hace rato..

En cuanto a esta sublevación.. es bella, con todo lo que tiene de "no realista".. Esa pantera que enarbola utopia es casi la ilusion.. pero creo que es la manía.. tal vez sea venganza.. Habrá que tenerle CUIDADO...

Tal vez, y mas seguro, no sea nada de lo que pienso, tal vez solo aproximadamente, sea algo.. No es un juego fácil..

Saludos

mabel casas dijo...

lo que hacemos cosmogonías

dicen los gustos hay que dárselos en vida...y me alegro que juegues con las posibilidades, es la forma de ampliarnos...
( en un cuento muy breve, que tengo más abajo "Y ahora conocelo" , me encontré de golpe cuando empecé a escribir que necesitaba contestarle al personaje...y continu´el diálogo

tal vez y más seguro que esta sublevación de la pantera es todo de lo que pensás, y menos y más y nada y algo...pero que percibiste y enriquece
gracias por pasar
cariños